viernes, 26 de marzo de 2010

"PIZZICATO POLKA" - Josef y Johann Strauss

video


Pizzicato polka

Estamos en la segunda mitad del siglo XIX y Europa baila al son de la familia Strauss. No hay salón donde no se escuchen y bailen las composiciones de Johann Strauss padre y sus hijos Johann, Josef y Eduard.


En una Europa tambaleante, llena de conflictos políticos, de extrañas sucesiones dinásticas, esta familia de músicos es como el contrapunto feliz, la brisa de aire fresco que pone una nota de color y de alegría con sus composiciones bellísimas que invitan al baile. No hay salón que se precie que no se baile algo de los Strauss, no hay palacio donde no se exhiban los valses de los Strauss. Desde los salones populares hasta los salones de palacios ahí están los sones de la familia Strauss inundando todo de alegría y optimismo, iluminándolo todo, cubriéndolo de brillo, como si de un mágico polvo de estrellas se tratara.

Esto que parece banal, sin trascendencia alguna pienso yo que da un giro a las costumbres e incluso modas. Hay que bailar esos bailes tan atractivos que giran y giran, luego… se necesita un traje adecuado donde la amplitud de la falda sea grande para poder lucir una bella imagen en las continuas evoluciones del vals vienés y así, entre conflicto y conflicto, los hombres y mujeres europeos lucen su bella imagen al son del vals, es como el perfume que tapa los malos olores que subyacen.

Cerramos los ojos y vemos a la emperatriz Elizabeth de Austria (Sissi), en su palacio de Söhnbrunn, ese bello palacio de verano donde los grandes salones invitan a disfrutar del baile y la música, los jardines a grandes paseos tranquilos. En ese marco he dejado esta pieza musical para admirar su belleza y por la relación que tiene con los Strauss al ser el lugar, Viena, donde nacieron y el propio Johann (hijo) tenía su residencia en las cercanías del palacio.

La“Pizzicato Polka” la compuso Josef Strauss en colaboración con su hermano Johann en el año 1869. Su peculiaridad está en que la cuerda: violines, violas, violonchelos y contrabajos ejecutan la obra en “pizzicato”, es decir no utilizan el arco sino que las cuerdas las pinzan con los dedos para hacerlas vibrar, esto hace que surja un sonido con una personalidad diferente, yo diría que más divertido, más saltarín, menos severo… Estamos acostumbrados a escuchar el pizzicato en los contrabajos cuando interpretan jazz pero no es tan habitual en los otros instrumentos de cuerda.

La polka es una danza folclórica de los países de Centroeuropa que se transforma en baile de salón a principios del siglo XIX. Es un baile saltarín y eso es lo que resalta Josef Strauss en ella con una cadencia serena.

Bellos compases, elegancia, refinamiento, bella inspiración de estos grandes músicos que invitan a iniciar los pasos saltarines de la polka: Leve levantamiento de la punta del pié, dos saltos a la derecha, dos a la izquierda, dos a la derecha y …galop! hacia la izquierda…
Disfruten amigos

María Dolores Velasco



Safe Creative #1104249051386

No hay comentarios: